En la COCINA se han instalado electrodomésticos de última generación, detectores de gas, termovelocimétricos de humo y sensores de fuga de agua.

La extracción de la campana se realiza desde bombas situadas en la cubierta consiguiendo una extracción de humos totalmente silenciosa.