La vivienda cuenta con una red de sensores que garantizan la seguridad técnica de la misma.

Dichos sensores detectan fugas de agua y escapes de gas actuando sobre sistemas de cierre de electroválvulas homologadas (general de agua y general de gas). Dichas válvulas son de actuación mixta Automática/Manual. Cuando ocurre una incidencia la casa de “defiende” y avisa a sus dueños mediante una llamada o un SMS a través de los sistemas integrados de telecomunicaciones.

Los sistemas de seguridad se controlan y activan de una manera sencilla e intuitiva mediante las pantallas táctiles, teclados e infodisplays instalados en cada una de las plantas de la vivienda.

La vigilancia de la vivienda esta garantiza por un circuito cerrado de video cámaras. La videocámaras están conectadas a un grabador digital con disco duro que permite acceder a las imágenes grabadas por índices de fecha y hora de una manera instantánea. Dicho grabador esta conectado a Internet mediante un modulo de comunicaciones y permite únicamente a los propietarios de la vivienda acceder a las imágenes cuando están fuera de la misma.

La instalación de seguridad se completa por una barreta infrarroja que rodea el perímetro de la parcela e internamente por detectores de apertura de ventanas y puertas y por sensores volumétricos y de temperatura.

Las alarmas son gestionadas por una centralita EIB homologada que transmite las señales a los dueños y al centro de recepción de alarmas de una empresa de seguridad.